Todo lo que necesitas incluir en tu kit de makeup para lograr pieles increíbles a la hora de maquillar.

Maletín profesional (II): Iluminadores, bases y correctores

Todo lo que necesitas incluir en tu kit de makeup para lograr pieles increíbles a la hora de maquillar.

Una piel impecable puede marcar la diferencia en cualquier makeup look. Por eso, después de productos hidratantes y los primers; las bases, correctores e iluminadores forman parte de los ítems indispensables en el kit profesional de una maquilladora.  

 

¿Cuáles elegir? Te sugerimos los productos que vale la pena comprar cuando recién empiezas y los que pueden sumarse con el tiempo.

bases de maquillaje

Bien sea para aportar o unificar el color o proteger la piel de los factores externos, la base es siempre inevitable en un makeup profesional.

  • Los diferentes tipos:
    • Según su textura: existen opciones fluidas, compactas, en barra o en polvo. La elección de una u otra dependerá del tipo de piel de la persona (oleosa, normal, seca, madura), de la luz que tendrá el evento al cual asistirá (natural o artificial) y de la necesidad duración del maquillaje (novias, wet look, etc).
    • Tonos: para hacerle frente a la variedad de matices posibles de la piel, el truco está en incluir un par de productos de tonos claro, otros medios y al menos uno, más oscuro. Las bases líquidas se pueden mezclar con facilidad hasta conseguir la versión más precisa. Por otro lado, existen paletas de bases en crema que contienen una gama de tonos muy variada.

Beauty File by Frumboli RECOMIENDA

Base en barra
Lancôme
Teint Idole Ultra Wear Stick

Un tip: al comprar tus primeras bases, no olvides tener en cuenta las necesidades específicas de las pieles sensibles o muy grasas.

correctores

Son necesarios para disimular y corregir ojeras, manchas, cicatrices, decoloraciones y otras alteraciones de color. Vienen en crema, barra, líquidos y en polvo.

  • Los correctores de color se usan para neutralizar alteraciones de pigmentación en la piel. Los verdes son indicados para corregir la piel; el lila, para iluminar un rostro con aspecto cansado; el naranja, para pieles muy oscuras o bronceadas y el amarillo, para ocultar manchas violáceas o venas muy marcadas.
  • La paleta nude o beige se aplica según el tono de cada tez, generalmente más claro durante el invierno y tonos más medios o bronceados durante el verano.

¿Cuál necesito sí o sí?

Lo ideal es tener una paleta que incluya tanto los de colores, como varios tonos nude. La textura cremosa es la que aporta más cobertura. Un corrector líquido de tono medio-claro, es un magnífico comodín.

ILUMINADORES
Permiten dar luz al rostro y crear pieles satinadas. Se diferencian de los correctores porque no tienen mucha cobertura y su función de aportar luz, no corregir.

Acerca de la cantidad y las variedades fundamentales, en principio hay dos opciones. Los que tienen una consistencia líquida (se usan después de la base y antes del corrector) y aquellos en polvo (se pueden utilizar junto al rubor para aportar un brillo sutil en pómulos, en la zona central sobre los labios, en el lagrimal y en los párpados fijos, justo debajo de las cejas). Con uno de cada uno bastará para comenzar.

Sobre los secretos para utilizar los iluminadores te contamos en esta nota de Beauty File. 

polvos
Considera indispensable contar con un polvo traslúcido (sin color) para lograr un acabado mate y fijar el maquillaje. La versión compacta es más práctica y ocupa menos espacio, una consideración que no resultará menor.

Si quieres saber más, mira esta guía de polvos de maquillaje.

En la siguiente entrega de esta serie, te contamos los todo sobre los productos para maquillar ojos.